Brazada a brazada - La historia de....Anna Sicart


Nombre: Anna Sicart
Edad: 34
Profesión: Controller

1.- ¿Cuándo empezaste a nadar? 
Empecé a nadar de forma regular a partir del 2010, cuando comencé a hacer triatlón. Aunque de pequeña en el colegio ya hacia clases de natación, así que no partí de cero. De hecho, fue con los cursos MARNATON que empecé a tener regularidad en los entrenos de natación. Y desde entonces me he ido enganchando a las travesías en aguas abiertas. La natación ha pasado a formar parte de mi día a día. ¡Me da mucha energía y muy buenas sensaciones!

2.- ¿Qué te empujo a lanzarte a la piscina? 
¡El triatlón! Y que desde siempre me ha gustado hacer deporte. Con la piscina conseguía hacer ejercicio y a la vez relajarme. ¡Genial!

3.- ¿Cómo fueron los inicios? 
Desde hace año paso los veranos en Cadaqués. Me acuerdo que en 2009, yo no estaba en Cadaqués el día de la Marnaton, pero me llamo mi madre impresionada. Me decía que habían hecho una travesía en Cadaqués, que venían nadando desde el Cap de Creus! Yo flipe, no me lo podía creer…nadar desde el Cap de Creus! Y recuerdo que le dije: el próximo año yo también lo haré! Supongo que me tomo por loca, pero a mi ya se me había metido en la cabeza. En aquel entonces yo no sabia ni que era MARNATON, pero me pareció un super reto para hacer en las aguas donde siempre he pasado los veranos. Y así fue. ¡En 2010 hice mi primera MARNATON Cadaqués! La verdad es que no la prepare tanto como me hubiera gustado pero aún sufriendo un poco, lo conseguí! ¡Una satisfacción muy grande!

4.- ¿En la actualidad cuantos días entrenas? 
Entreno dos días en la Salle con los entrenamientos de MARNATON y normalmente nado otro día adicional en mi gimnasio. En verano aprovecho para nadar en el mar siempre que puedo. Tengo la suerte de pasar los veranos en Cadaqués y allí es muy fácil unirse al gran grupo de nadadores que hay y nadar 3.000 metros como si nada. Es genial el ambiente que se ha creado. Dentro del grupo de nadadores marnatonianos no hay excusa para no lanzarse al agua. ¡Y lo mejor de todo nos lo pasamos genial!

5.- Explícanos tu evolución. 
Conocí MARNATON por una amiga, Lourdes Alsina, trabajábamos juntas y me dijo que fuera un día a probar los entrenos en Picornell. Era ya muy a finales de temporada, en julio de 2010, pero como estaba preparando la MARNATON de Cadaqués fui a probar un par de días. Enseguida me dije: el próximo año me apunto! Y dicho y hecho. Desde aquel entonces que entreno con MARNATON dos días a la semana. Me engancho enseguida y sobretodo me gusto el hecho de tener un entrenador que me corrigiera y que me exigiera según lo que podía dar. Para mi no tiene ni punto de comparación con nadar solo. Con los entrenamientos ves como día a día vas mejorando, técnicamente y en mejora de tiempo. Es impresionante y esto te anima a seguir entrenando y esforzándote. Al final es como todo, fuerza de voluntad, disciplina, esfuerzo, regularidad y ponerle ganas! ¡¡Gracias David!!! Ni punto de comparación en como nado hoy en día y como disfruto de la piscina en relación a cuando empecé. Gracias por motivarnos y hacernos enganchar a este deporte.

6.- ¿Marnaton te ha cambiado la vida? ¿En qué sentido? 
A través de MARNATON he conocido a todos los “amigos del agua” y todos los marnatonianos de Cadaqués. MARNATON me ha abierto un mundo nuevo, el de las aguas abiertas. Es donde mas disfruto, en las  pruebas o simplemente haciendo un entrenamiento. Las sensaciones que consigo tener nadando en el mar o terminando una travesía que supone un reto, son auténticas!


7.- ¿Nadas también travesías? ¿Cuáles? 
Si, como ya dije en 2010 hice mi primera MARNATON de Cadaqués y desde aquel entonces, he hecho la mayoría de las travesías en aguas abiertas de MARNATON. Todas tienen su encanto particular. Nadar en la Costa Brava es un placer. Mi prueba estrella es Cadaques, desde el 2010 la he hecho cada año. Además tiene un parte sentimental, que la hace muy especial. Y ahora tengo en mente cruzar el estrecho de Gibraltar…a ver como sale…

8.- ¿Qué tal la experiencia?
Nadar en aguas abiertas me gusta mucho porque cada travesía es distinta. Aunque sea en la misma zona, el mar es imprevisible y nunca sabes como te puede sorprender. Esto tienen su encanto. Lo mejor de nadar en aguas abiertas y en la piscina es el buen ambiente que hay entre los nadadores. La travesía, el entreno, es la excusa para luego estar con tus amigos, comentar la experiencia y compartir sensaciones. ¡Es un mundo en el que tienes que entrar y da mucha vida!

David Campà (director técnico MARNATON): "Alucino con Anna. Parece que no tiene techo, mejora una barbaridad cada año, triatleta incansable, de esas personas que nadan sin aparente esfuerzo, finísima, dejando una estela perfecta tras sus pies sin apenas golpear el agua, meciéndose en ella. Humilde hasta la médula pero muy difícil de atrapar. Si el ser humano es un 60% de agua, Anna roza el 100%."

1 comentarios:

Maria | 13 de marzo de 2015, 14:10

Anna es un diesel, piloto automático y una gran compañera de entreno :). David!!! any vinent 26 de desembre en un carril més ràpid :)

 
Google Analytic-->