Entrevista con Joaquim Verdalet y Jorge Pérez. Reto: 24h brazadas non-stop


"Nuestra motivación principal era el saber que nuestro esfuerzo era insignificante frente al esfuerzo que está haciendo ProActiva para ayudar a personas que luchan por una vida mejor."

El 13 de noviembre iniciamos en la piscina del FESS la Salle 24h horas de brazadas solidarias non-stop a favor de ProActiva Open Arms, pero el reto de Jorge Pérez y Joaquim Verdalet fue más allá de sumar metros y colaborar con la causa. ¡Se propusieron nadar las 24h!

Joaquim Verdalet
Colaborador en las travesías de aguas abiertas organizadas por MARNATON. Apasionado de las aguas abiertas, los retos y las largas distancias. Empezó a nadar en el 2009, hasta entonces las boyas de la playa le parecían lejos, ahora las ve como un punto de partida.

Jorge Pérez 
Coordinador en las travesías Kids en los eventos MARNATON.
Loco de las aguas abiertas, nadador desde hace 15 años, completando varios años consecutivos el circuito catalán de travesías, nadador máster federado, siempre buscando nuevos retos por nadar.

1. ¿Contadnos como surgió la idea y el porqué de este reto? 
Joaquim: Nadar 24 horas en piscina, era un reto que hacía tiempo rondaba por mi cabeza y surgió la oportunidad, de la mano de MARNATON al organizar las 24 horas solidarias, de poderlo intentar, por una magnífica causa.
Jorge: Al igual que mi compañero Joaquim, soy un apasionado de los retos y las largas distancias. Una tarde, mientras estaba en casa, Joaquim me llamó para contarme el reto y no lo dudé ni un instante en cuanto me explicó la causa por la que se nadaba. Lo iba a intentar, nadaría los máximos metros posibles.

2. ¿Qué tal fue la experiencia?
Joaquim: Fue divertido y enriquecedor, tanto por el nadar, como por el arrope de los nadadores con quien compartimos brazadas y por la familia MARNATON, que organizó con todo detalle el evento.
Jorge: Aunque me gustan mucho más los retos en aguas abiertas, sabía que nadar en piscina de 25m, tantos metros y tantas horas iba a ser muy duro. Y lo fue, pero la compañía de Joaquim y de tantos nadadores incluso en las horas más duras, que fueron las nocturnas, me llenaron de fuerza para seguir nadando.

3. ¿Alguna vez habíais hecho alguna cosa parecida?
Joaquim: Me apasionan los retos mentales, en que la parte física no es la decisoria. En mi caso, tengo la experiencia de nadar en tres ocasiones una media maraton en piscina, 15 horas en piscina, retos de ultrafondo en atletismo (ultratrails, 24 horas de montaña, 24 horas en pista, etc), junto a varios retos multidisciplinares tipo IronMan.
Jorge: Nunca. El reto más grande en piscina fueron las clásicas 100x100, que se hacen en muchos Clubs para despedir el año. En mar he hecho distancias de entre 20 y 30 kilómetros, de 5 a 7 horas nadando.

4. ¿Cómo os preparasteis?
Joaquim: En mi caso, la preparación fue casi nula. Debido a una caída, estuve unas 10 semanas sin poder nadar, que hizo que en los tres meses anteriores a la fecha del reto de 24 horas, solo había nadado unos 15.000 metros en total.
Jorge: Llevo parte del año preparando retos de ultra distancia en mar, con entrenos de más de 20 kilómetros semanales. Físicamente estaba bastante preparado, mentalmente para mi era la parte más complicada, dudaba si sería capaz de terminar.

5. Nadar durante tanto tiempo supone un gran desgaste físico y por ello es muy importante ir reponiendo fuerzas. ¿Contadnos que os trajisteis de avituallamiento y cada cuando comíais?
Joaquim: Hacíamos paradas cada unos 45 minutos, aproximadamente. En una de ellas bebíamos, isotónico a pie de piscina y en la siguiente salíamos a comer. En mi caso comía las cosas que sé que me sientan bien y que me apetecían comer a cada momento. Macarrones, sándwiches de jamón dulce, sándwiches de crema de cacao, frutos secos, barritas de cereales, plátanos.
Jorge: Llevábamos muchísima comida y bebida. Demasiada, jejeje…..no nos podíamos permitir el lujo de quedarnos cortos. Los sándwiches de nocilla, jamón dulce, macarrones y el gran termo de café fueron clave para completar el reto. Las paradas las hacíamos los dos juntos cada 45 minutos, aunque si teníamos que acortar o alargar alguna, lo pactábamos antes.


6. ¿Qué fue lo peor del reto? ¿Pasasteis frío? ¿Os dolían los músculos?
Joaquim: Lo peor, fue tener que dejarlo, muy a mi pesar. Sobre las 15 horas de nado, me quede vacio, sin fuerzas, estaba mentalmente entero, pero físicamente agotado.
Jorge: Para mí lo peor fue cuando llegó mi hora habitual de ir a dormir sobre las 10 de la noche, teniendo en cuenta que me había levantado a las 4 de la mañana para ir a trabajar. Íbamos muy hidratados y las paradas eran muy cortas, lo cual hacía que no cogiéramos frío. Muscularmente, estaba muy entero porque iba a un ritmo muy relajado.

7. Tantas horas dando brazadas en una piscina dan para pensar mucho. ¿Qué os pasaba por la cabeza? 
Joaquim: Tuve la gran suerte de compartir el reto con mi hermano de agua y incitador de mi pasión por nadar, Jorge Pérez, con él el pasar de los metros fue divertido. Más que pensar, me concentré en sentir, sentir el agua como fluía por el cuerpo, sentir el ritmo sonoro de la respiración, la cadencia rítmica de las brazadas y limitarme a no ver más allá de la próxima pausa, así lo dividía en tramos pequeños y no pensaba en el conjunto del reto.
Jorge: Compartir reto con don Joaquim, es tener la diversión asegurada. Al llevar un ritmo tan relajado me dio tiempo a poder disfrutar de cada una de las brazadas, veía y conocía a muchos de mis compañeros por debajo del agua y eso me daba fuerzas a seguir. No estaba solo. Fuera controlándolo todo, estaba el equipo MARNATON que en ningún momento nos dejó solos y nos apoyaban en todo momento, para mí, fue una inyección de adrenalina. También pude aplicar muchos de los consejos que Joaquim me dio antes de empezar el reto, intentar dividirlo en bloques y mirar poco el reloj .

8. ¿Y cuándo pensabais en abandonar, qué os daba fuerzas?
Joaquim: La principal motivación, que hizo que lo diera todo, todo, antes de dejarlo, fue la causa porque lo estábamos haciendo. ProActiva no desiste en su empeño de ayudar a que las personas puedan llegar a tierra firme y esas personas no cesan en su empeño de conseguir una vida mejor, sin conflictos armados.
Jorge: Mi motivación principal, cuando me preguntaba por qué estaba allí nadando en una piscina de 25 metros a las 3 de la madrugada, era el saber que el esfuerzo mío era insignificante frente al esfuerzo que están haciendo ProActiva para ayudar a personas que luchan por una vida mejor.

9. ¿Cómo afrontasteis la noche? ¿Tuvisteis sueño?
Joaquim: Aunque el día del reto, por trabajo, tuve que levantar-me a las 5 de la mañana, el sueño, no fue muy problemático, a la medianoche, hora que me acuesto, el cuerpo hizo amagos de querer dormir, fueron pocos minutos.
Jorge: Tan sólo el tramo de las 22 a las 23h, mi cuerpo quería descansar, pero mi mente estaba concentrada en el reto. El ir y venir de nadadores y organizadores durante toda la noche, me ayudaron a seguir sumando metros.

10. Una vez finalizado el reto, ¿que tardasteis en recuperaros?
Joaquim: A nivel muscular, en un par de días me recuperé. A nivel de fuerzas, tardé unos días más, pues las vacié completamente. A nivel de orgullo, me siento orgulloso de nadar mis 28.250 metros, pues lo di todo y aún me siento más orgulloso que Jorge Perez consiguiera nadar las 24 horas, haciendo 50.050 metros.
Jorge: Aunque muscularmente no tuve un desgaste muy exagerado, estuve una semana nadando muy suave para evitar posibles lesiones. Mentalmente, me costó dos días coger un buen ritmo de sueño, al finalizar el reto increíblemente me costó bastante dormir.


0 comentarios:

 
Google Analytic-->